Antiplagio

Todos los manuscritos sometidos a revisión en esta revista son inspeccionados por una disciplinada política antiplagio que vela por la originalidad de los artículos. Para ello se utilizan distintos servicios especiales en busca de coincidencias gramaticales y ortotipográficas, lo que garantiza que los trabajos sean inéditos y asegura cumplir con los estándares de calidad editorial que avalen una producción científica auténtica.

Retos de la Ciencia, pone a disposición de autores y revisores, así como de la comunidad científica, un conjunto de herramientas específicas para la detección del plagio: Grammarly, Plagium, PaperRater, plagiarisma.net. Se trata de un conjunto de interfaces de libre acceso y de pago, que supervisan la originalidad del cualquier manuscrito y permiten controlar el plagio.